Museo Nacional de Etnografía

El futuro Museo Nacional de Etnografía ya tiene sede en Teruel

19 de enero de 2009 - Ocupará un inmueble cedido por la Diputación Provincial, conocido como Antigua Casa de la Beneficencia
El Museo, de titularidad estatal y adscrito al Ministerio de Cultura, estará regido por un Patronato
El ministro de Cultura, César Antonio Molina; el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias y el presidente de la Diputación de Teruel, Antonio Arrufat han firmado hoy un acuerdo de colaboración para crear y poner en funcionamiento el Museo Nacional de Etnografía, en Teruel.
El Museo tendrá su sede en el inmueble conocido como Antigua Casa de la Beneficencia (Hogar del Comandante Aguado), cedido por La Diputación Provincial de Teruel por un periodo de 50 años renovables.
Este acuerdo concreta las líneas de colaboración iniciadas en abril de 2008, cuando el Ministerio de Cultura y el Gobierno de Aragón firmaron un protocolo para la puesta en marcha de dicho centro museístico, que englobará los fondos etnográficos, actualmente adscritos al Museo del Traje CIPE.
Regido por un PatronatoEn el Real Decreto de creación del Museo Nacional de Etnografía se establecerá como órgano de gobierno un Patronato en el que tendrán representación la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Teruel.
Para la puesta en funcionamiento del Museo, que será de titularidad estatal y carácter nacional, adscrito al Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, el Ministerio se compromete a promover las siguientes actuaciones:
Redacción del Plan Museológico del Museo.
Redacción y ejecución del proyecto arquitectónico de adaptación de la nueva sede, así como de la instalación museográfica.
Dotación al Museo de los recursos humanos y económicos necesarios para la prestación de sus servicios. A tal fin se podrán establecer mecanismos de colaboración con la Comunidad Autónoma de Aragón.
Con el objeto de paliar las necesidades de espacio de la Diputación Provincial de Teruel, ocasionadas por la cesión del edificio, la Comunidad Autónoma de Aragón se compromete a otorgarle cesión de uso de dos naves de almacenamiento ubicadas en la Plataforma Logístico-Industrial de Teruel (PLATEA), por un periodo de 50 años renovables,
Tanto el Ministerio de Cultura como el Gobierno de Aragón se comprometen a colaborar en la renovación museográfica del Museo de Teruel, de acuerdo con sus disponibilidades presupuestarias.
Edificio y ColecciónLa antigua Casa de la Beneficencia, en la Avenida de Zaragoza, dispone de una superficie construida de 12.450 m2. Se trata de un edificio de planta rectangular, edificado a finales del siglo XVIII, con tres plantas y tres patios, que responde a la tipología arquitectónica característica de las casas de misericordia construidas en esa época.
El nuevo Museo Nacional de Etnografía albergará la la mayor parte de las colecciones estatales de carácter etnográfico actualmente asignadas al Museo del Traje, Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico, creado en 2004 a partir de las colecciones del Museo del Pueblo Español.Dichas colecciones están constituidas por una gran variedad de objetos relacionados con las actividades productivas, la vida doméstica o las creencias, de la vida tradicional, en especial del período de transición de la era preindustrial a la industrial y urbana, aunque en los últimos años los fondos han ido diversificándose y acercándose al presente para facilitar el análisis y explicación del cambio social.
El Museo tendrá como objetivos mostrar desde una perspectiva antropológica la unidad y diversidad de las manifestaciones culturales en España; conservar, proteger y promover el conocimiento del patrimonio etnológico y potenciar la investigación en el ámbito del patrimonio etnológico español, convirtiéndose en un centro de referencia nacional e internacional.
Palabras del ministro de Cultura“El 4 de abril de 2008 se firmó un Protocolo de colaboración entre la Administración General del Estado y el Gobierno de Aragón para la creación del Museo Nacional de Etnografía en Teruel. En ese documento, el Gobierno de Aragón asumía el compromiso de poner a disposición del Ministerio de Cultura un edificio en esta ciudad que pudiese albergar las instalaciones y servicios del futuro museo. Por su parte, el Ministerio de Cultura se comprometió a efectuar las gestiones necesarias para la creación de esta nueva institución cultural.
La idea surge de la intención del Ministerio de Cultura de favorecer el estudio de la tradición, “fuente de la constancia y voz de la eternidad” como dijo Rosa Chacel, y facilitar las condiciones necesarias para destacar la importancia de las colecciones etnográficas actualmente adscritas al Museo del Traje de Madrid, así como de potenciar la futura Red de Museos de España, con museos nacionales en las diferentes Comunidades Autónomas.
Esta decisión encontró una extraordinaria acogida por parte del Gobierno de Aragón, a través de su Departamento de Educación, Cultura y Deporte, que rápidamente inició las gestiones para proporcionar una sede para este proyecto.
Pues bien, transcurridos algo más de 9 meses, nos encontramos ahora en disposición de firmar un nuevo acuerdo, que concreta las líneas de colaboración puestas en marcha en abril, y amplía el proyecto con la participación de la Diputación Provincial de Teruel, que cede el uso del inmueble conocido como la Antigua Casa de la Beneficencia para ubicar en él el nuevo museo.
El Museo Nacional de Etnografía, de titularidad estatal y carácter nacional, se regirá por un Patronato en el que también tendrán representación el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Teruel. Para su puesta en funcionamiento se procederá de inmediato a la elaboración del Plan Museológico y, a continuación, a la redacción del proyecto arquitectónico que adaptará el inmueble a los nuevos usos, así como a la dotación de los recursos humanos y económicos necesarios.
A este nuevo Museo Nacional vendrán la mayor parte de las colecciones estatales de carácter etnográfico actualmente asignadas al Museo del Traje, creado en 2004 a partir de las colecciones del Museo del Pueblo Español, entonces integrado en el Museo Nacional de Antropología.
Esas colecciones están constituidas por una gran variedad de objetos relacionados con la vida doméstica, la producción o las creencias de la vida tradicional; en especial del período de transición a la era industrial y urbana, aunque en los últimos años los fondos han ido diversificándose y acercándose al presente para facilitar el análisis y explicación del cambio social.
Entre otros bienes, las colecciones cuentan con una importante representación de indumentaria y joyería tradicional; de objetos ligados a la agricultura, la ganadería, el transporte, los oficios artesanos; el equipamiento doméstico; juegos y juguetes; instrumentos musicales; objetos relacionados con la religiosidad y las creencias (amuletos, medallas, relicarios, imágenes devocionales, exvotos, etc.); y un rico fondo documental que incluye carteles, fotografías, filmaciones, grabaciones sonoras y documentos textuales, que contienen una valiosa información sobre la cultura tradicional española.
Y es que la etnografía histórica, la antropología cultural, como la llamaba Julio Caro Baroja, sabio, testigo y superviviente de otros tiempos, reclama una mayor presencia del análisis de nuestra diversidad cultural.
Es el momento para que el Museo Nacional de Etnografía inicie el mismo proceso de transformación seguido por otras grandes instituciones internacionales, como el Museo de las Civilizaciones de Marsella .procedente de las antiguas colecciones del Museo Nacional de Artes y Tradiciones Populares de París, o el célebre Quai Branly, también en la capital de Francia.
Nuestro Museo, de acuerdo con la Nueva Museología, aplicada con éxito, por ejemplo, en el Museo de la Civilización de Quebec, en Canadá, y en otros importantes museos del mundo, se ocupará de:
Mostrar desde una perspectiva antropológica la unidad y diversidad de las manifestaciones culturales en España.
Conservar, proteger y promover el conocimiento del patrimonio etnológico, integrado por todos aquellos testimonios que son o han sido expresión relevante de la cultura española en sus aspectos materiales, sociales o espirituales.
Potenciar la investigación en el ámbito del patrimonio etnológico español.
Ofrecer una nueva mirada sobre la experiencia humana que responda a los interrogantes que plantea el mundo contemporáneo e interpele al mismo tiempo al ciudadano, fomentando su participación activa.
“Nuestra más dulce existencia es relativa y colectiva, y nuestro verdadero yo no está por completo en nosotros, ha escrito Tzvetan Todorov”. Por eso, el Museo Nacional de Etnografía debe ser necesariamente un museo de análisis y reflexión acerca de los conceptos de identidad y relatividad cultural.
En un momento histórico de migraciones y contactos culturales a nivel mundial, y con un marco constitucional que reconoce y establece la diversidad de culturas que componen el Estado español como nuestra riqueza patrimonial, la tarea básica del Museo ha de ser explicar y tratar de conservar para el futuro, los elementos materiales y documentales más significativos para la comprensión de patrimonio que nos caracteriza. Al fin y al cabo, no somos —como dice Caro Baroja en su autobiografía Una vida en tres actos— “más que un espejo que refleja todavía un mundo pasado”.
A la vista de esta situación, este nuevo Museo Nacional habrá de servir de síntesis y facilitará la visión unitaria de las diversas formas de cultura que se desarrollan en el conjunto de España. En último extremo, mostrará cómo la piel del tiempo envuelve las formas de vida y las ideas sobre nuestra propia identidad.
El Museo Nacional de Etnografía de Teruel será el templo y la casa donde habite a partir de ahora la rama dorada; el bosque de Nemi, el espejo de Diana tan anhelado por Eneas y visitado después por Turner y Frazer, en uno de los textos fundacionales de la Antropología moderna, y uno de los casos en que, como decía Octavio Paz, la clase ‘etnógrafo’ forma parte de la clase ‘poeta.’”

No hay comentarios:

Publicar un comentario