exposición El Greco

Inauguración de la exposición El Greco. Toledo 1900

  • La muestra pretende realizar un estudio del pintor en su contexto histórico, así como una lectura del espacio y del tiempo en el que se produce su redescubrimiento

El ministro de Cultura, César Antonio Molina y el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José María Barreda, han inaugurado hoy la exposición El Greco. Toledo 1900, organizada por el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, junto al Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Sociedad Don Quijote de Conmemoraciones Culturales y de la Fundación Cultura y Deporte. También colaboran en este proyecto Caja Castilla La Mancha (CCM) y el Arzobispado de Toledo.

La muestra, comisariada por Ana Carmen Lavín, pretende realizar un estudio del Greco en su contexto histórico, así como una lectura del espacio y del tiempo en el que se produce su redescubrimiento a principios del siglo XX. Tras la muerte de Doménikos Theotokópoulos en 1614, su obra fue incomprendida y relegada al olvido. Sin embargo, tras el estudio del profesor de la Institución Libre de Enseñanza Bartolomé Cossío, la figura del artista, nacido en Grecia pero vinculado siempre de manera muy estrecha a Toledo, fue avalada por la modernidad.

La exposición se compone de un total de 40 obras, de las cuales veinticinco son originales del Greco, ocho de su taller o copias de sus obras y siete son de otros autores, como Sorolla, Sánchez Coello, Juan Bautista Martínez del Mazo (el yerno de Velázquez) o Luis Tristán.

Del conjunto de obras expuestas destacan el Apostolado del Museo del Greco, único Apostolado enteramente autógrafo en su producción, la ‘Inmaculada Oballe’ de la Parroquia de San Nicolás de Bari; ‘La Verónica’ procedente de la Parroquia de Santa Leocadia, depositada por el Gobierno de Castilla-La Mancha en el Museo de Santa Cruz; así como un ejemplar único de las ‘Obras completas de Jenofonte’, anotadas por El Greco, perteneciente a la biblioteca del Marqués de la Vega Inclán, fundador del Museo del Greco.

Tras su paso por Sevilla, Valencia y Zaragoza, el montaje llega a Toledo con cuatro nuevas incorporaciones: ‘Retrato de la Reina Mariana de Austria’, de Juan Bautista Martínez del Mazo; ‘Busto de Archer Milton Huntington’ de Anna Hyatt; ‘Retrato de General Joven’ de Bartolomeo Passerotti y ‘Crucificado’ de Luis Tristán, de tres metros de altura.

Acompañando a los lienzos, la muestra incluye una colección de fotografías dedicadas al pintor realizadas por Mariano Moreno y perteneciente a los fondos que atesora la Fototeca del Instituto de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura. Son en su mayor parte inéditas y datan de los primeros años del siglo XX. Algunas de estas fotografías se convierten en auténticos documentos de la época al mostrar el estado de conservación en el que habían llegado las pinturas de El Greco a principios de la pasada centuria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario